Entradas de "Uncategorized"

Centenario del primer enterramiento en el Cementerio de Santa Lastenia

Ene 28, 2016   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Uncategorized  //  Comentarios desactivados en Centenario del primer enterramiento en el Cementerio de Santa Lastenia

Se acercaba el final del siglo XIX y el viejo Cementerio de San Rafael y San Roque, amenazaba con su saturación. Durante casi todo ese siglo este camposanto había ido acogiendo a numerosos difuntos y tras varias ampliaciones, fue clausurado en 1906, mediante Real Orden del 25 de junio. Años antes, en 1898 y previendo este cercano fin del cementerio capitalino, se autorizaba la creación de una nueva necrópolis que recibiría los finados futuros. Echaba a andar, de manera burocrática y administrativa, el futuro nuevo cementerio de Santa Cruz de Tenerife.

Antes de redactar proyectos y comenzar las obras, hubo de salvarse varios litigios, sobre todo con el Ministerio de la Guerra a cuenta del emplazamiento de las cercanas baterías militares ubicadas en esa zona suroeste de la ciudad, sobre todo la denominada como Alfonso XIII o Barranco del Hierro. Solventados estos contratiempos y ante la acuciante necesidad de un nuevo equipamiento mortuorio, en 1909 se decide la compra de unos terrenos, propiedad del entonces arquitecto municipal, el granadino Antonio Pintor, los cuales reunían las condiciones ideales en cuanto a características edáficas, de influencia de vientos dominantes (al igual que el de San Rafael y San Roque, estaría situado en el extremo opuesto a los alisios), de superficie (se disponían de más de 40.000 metros cuadrados) y, sobre todo, de lejanía a zona urbana (distaban en aquel momento unos dos kilómetros de la casa más cercana).

lastenia1

Entrada actual al Cementerio, obra precisamente de Antonio Pintor

Pero hubo de esperar unos años a que por fin este nuevo camposanto albergara el reposo de nuevos fallecidos. Sin ver acabadas las obras y ante la inviabilidad de nuevos enterramientos en el viejo cementerio, el Alcalde Casariego ordenó la inhumación de una joven fallecida en la ciudad. Esta chica, de apenas 16 años, tenía por nombre María Lastenia del Pino Rodríguez, y en su honor se procedió, siguiendo la tradición, a bautizar la nueva necrópolis: Cementerio de Santa Lastenia. (en los otros cementerios de la ciudad se siguió con la misma práctica: Cementerio Santa Rosalía de Igueste de San Andrés, por Rosalía Lopez (enterrada en este en noviembre de 1893); Cementerio de Santa Modesta en la Punta de Anaga, por Modesta Álvarez (fallecida en 1937) y Cementerio de Santa Catalina del Sobradillo, por Catalina Díaz (inhumada en él en 1927))

¿Pero quién era esta infortunada muchacha? María Lastenia nació en el año 1900 y poco tiempo después fue recluida en la casa de maternidad de Santa Cruz. En octubre de 1903, con tres añitos, fue dada en adopción, tras solicitud de estos, al matrimonio compuesto por Francisco del Pino Cruz y Josefa Rodríguez. Desgraciadamente, la joven fallece en el invierno de 1916, un 27 de enero. Al día siguiente fue enterrada en la fosa común del estrenado, pero aún inacabado, nuevo cementerio chicharrero. Junto a ella, a lo largo de esa jornada del 28 de enero de 1916 recibieron sepulcro cuatro personas más.

lastenia2

Placa que recuerda a la joven Lastenia del Pino como primer enterramiento 
del cementerio
(se dice en la placa que carecía de familiares, 
a pesar de que, como hemos visto,  fue adoptada y, por lo tanto, 
tenía padres en el momento de su fallecimiento)

Asistieron a esa luctuosa inauguración, además de los familiares y conocidos de la fallecida, el Alcalde Casariego, el Obispo de la Diócesis, que bendijo esa zona de la necrópolis, el Concejal inspector del Cementerio, el inspector provincial de Sanidad, Sr. Van Baunberghen, y el Secretario del Ayuntamiento, Luis Sarmiento y Carla, quien levantó acta. Además, del acto se dio buena cuenta en la prensa local del día siguiente:

Diario de Tenerife, 29 de enero de 1916

Ayer se efectuó la primera inhumación en el nuevo Cementerio de esta Capital. Muchos años hace que el antiguo Camposanto era insuficiente á pesar de sus sucesivas ampliaciones; pero dificultades de diversa índole que no son desconocidas por nuestros lectores, habían hecho imposible al Ayuntamiento, disponer de terreno adecuado para los enterramientos.

Hallóse este al fin, y se comenzaron las obras; pero como antes de estar terminadas se presentó el conflicto de no ser ya posible efectuar ni un enterramiento en la fosa común del antiguo cementerio, el Alcalde señor Casariego, allanando dificultades y precipitando trámites solucionó ayer el conflicto.

Un lustro más tarde del fallecimiento de Lastenia, el 1 de febrero de 1921, el ayuntamiento capitalino, bajo el mando del Alcalde Mandillo Tejera, acordó por unanimidad la concesión a perpetuidad y de manera gratuita de los terrenos en donde reposaban los restos de la joven a su padre Francisco del Pino, en atención a haber sido el primer cadáver inhumado en ese cementerio.

lastenia3

Cementerio de Santa Lastenia en la actualidad

___________________________

“Plano de la Altura de Paso-Alto y de las obras executadas en ellas” (1798)

Mar 15, 2015   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Anaga, Blog, Historeando, Uncategorized  //  Comentarios desactivados en “Plano de la Altura de Paso-Alto y de las obras executadas en ellas” (1798)

En anteriores entradas en este blog, dediqué una de ellas a poner en valor y divulgar la Montaña de Altura de Paso Alto, tocando diferentes episodios históricos ligados a este modesto promontorio sobre la ciudad y puerto de Santa Cruz de Tenerife. En ese artículo hacía mención a la Batería construida en la cima meses después del ataque de Nelson, en julio de 1797.

alturacautivo
La Montaña de Altura desde la Mesa del Cautivo 
(a la izquierda Valleseco y desembocadura del barranco homónimo y a la derecha Santa Cruz)

Tal y como comentaba en esa entrada, la enorme utilidad de la cumbre de esta montaña fue apreciada rápidamente por el General Gutiérrez tras los dos primeros ataques (desembarcos) perpetrados por los ingleses, el primero, cercano a Paso Alto, fallido y suspendido y el segundo, en el entorno de El Bufadero, frustrado al ser repelido por las tropas españolas situadas precisamente en la cima de La Altura. Así, escasos meses después de la Gesta el Comandante General de Canarias pretende levantar en ese lugar un nuevo atrincheramiento que sirva, además de para labores defensivas y de avistamiento, como homenaje a aquel suceso victorioso sucedido en la ciudad de Santa Cruz de Santiago de Tenerife en aquel inolvidable verano de 1797. En 1799, el 9 de enero, está fechado un documento en el que el General dice:

En memoria de la Victoria conseguida por las Armas del Rey contra sus enemigos el día 25 de Julio del año penúltimo, he dispuesto que la obra empezada en la altura de Paso Alto de resulta del desembarco de éstos se nombre desde ahora Fuerte de Santa Cruz de Santiago lo que se prevendrá en la orden de este día para su puntual cumplimiento. Santa Cruz de Santiago, 9 de Enero de 1799

(Fuente: Recuerdo de un bicentenario (1797-1997), página 91 (Pedro Ontoria))

En ese momento la construcción de esta batería ya había comenzado y prueba de ello es un plano de la zona, fechado en 1798 y firmado el ingeniero Luis Marqueli Bontempo. Este plano se encuentra en el Archivo Histórico Militar del Fuerte de Almeyda (Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias), de Santa Cruz de Tenerife.

marqueli
Luis Marqueli Bontempo con uniforme de Mariscal de Campo
(cuadro expuesto en el Museo Militar de Almeyda)

Reproduzco a continuación dicho plano en el que se puede observar el camino de acceso a la cumbre de La Altura, lugar en donde estaban construidas las dos baterías proyectadas: una a barbeta (su parapeto no tiene troneras ni merlones), orientada al este y noreste, y la otra que enfila el camino de acceso a Paso Alto y el Fuerte de San Miguel, hacia el suroeste. Además, podemos conocer gracias a este mapa, la situación de una serie de instalaciones y construcciones ligadas a ambos atrincheramientos: aljibe, alojamiento proyectado para la tropa, barracas de alojamiento de tropa durante el día, repuesto de municiones y un parapeto o muralla tenía previsto proteger la visual del fuerte vista desde el noreste. Es interesante ver también el sinuoso recorrido del sendero que comunicaba Santa Cruz con San Andrés, al pie de los acantilados y siempre junto a la costa.

marqueli1798

(ver en grande)
Plano de la Altura de Paso-Alto y de las obras executadas en ellas (Luis Marqueli, 1798)
(Archivo Histórico Militar de Almeyda, Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias)

Acompaño este valioso plano de finales del XVIII con una imagen actual (ortofoto) que seguro les resulta interesante para realizar una comparación de cómo era y cómo es hoy en día esta zona costera de Anaga.

ortoaltura

(ver en grande)
(Google Earth)

Canarias desde arriba 2

Oct 9, 2014   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Uncategorized  //  Comentarios desactivados en Canarias desde arriba 2