Entradas de "Curiosidiario"

6 de noviembre de 1706: el ataque de John Jennings a Tenerife

Nov 6, 2014   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Curiosidiario  //  Comentarios desactivados en 6 de noviembre de 1706: el ataque de John Jennings a Tenerife

Hoy 6 de noviembre es de nuevo un buen momento para recordar el ataque de la armada inglesa al mando del almirante Jennings sobre la isla de Tenerife allá por los inicios del siglo XVIII. Con esta batalla, ganada por las tropas españolas, Santa Cruz de Tenerife presume para la historia de haber derrotado en armas a los ingleses en tres ocasiones (las de 1657 y 1797 y esta en 1706). Hagamos un poco de historia:

Solo un año y medio después de la erupción del Volcán de Garachico que destruyó esta villa norteña de Tenerife, arrebatándola Santa Cruz de Tenerife el privilegio de puerto principal de la isla, de nuevo una flota de la armada inglesa llegaría a aguas canarias con la intención de entrar en guerra. En 1657 fue el almirante Robert Blake quien estaba al mando de los más de una veintena de navíos que enfilaron el puerto de Santa Cruz. Esta vez, en 1706, sería el almirante de la armada inglesa John Jennings, al mando de 13 navíos cargados de 800 cañones, quien pretende tomar la isla dentro del contexto de la Guerra de Sucesión Española, comenzada 5 años antes, en nombre del pretendiente a la Corona española, el Archiduque Carlos.

John_Jennings

Almirante John Jennings (1664 – 1743)

En la tarde del 5 de noviembre, vigías situados en las cumbres de Anaga (ya desde la comienzos del XVI tres eran las atalayas utilizadas para la defensa de la isla en la Punta de Anaga: Tafada, el Sabinar e Igueste de San Andrés) divisaron navíos con velámenes no conocidos y dieron por ello la voz de alarma a la plaza de Santa Cruz. Esta villa presentaba una defensa artillera de gran importancia, compuesta por varias baterías, reductos y baluartes, así como una línea de defensa costera compuesta por los castillos de Paso Alto (en ese momento armado con 12 cañones), San Cristobal (con 11 piezas, una de ellas el afamado Hércules (actualmente en el Centro de Historia y Cultura Militar de Canarias, en el Fuerte de Almeyda)) y San Juan (con solo 4 cañones), todo ello unido mediante una muralla litoral que unía todas estas fortificaciones.

mapa1701

DESCRIPCIÓN TOPOGRÁFICA DE LA MARINA Y PUERTO DE SANTA CRUZ FORTIFICADA DE ORDEN DEL EXCMO. 
SR, D. MIGUEL GONZALEZ DE OTAZO, GOBERNADOR Y CAPITAN GENERAL DE ESTAS ISLAS DE CANARIA
Miguel Tiburcio Rossel y Lugo, capitán e ingeniero militar. (1701)


La flota inglesa, al amanecer del día 6 enfiló el puerto chicharrero, no sin antes pretender engañar a las tropas españolas mediante un juego de banderas, ya que izaron primeramente el estandarte francés, después enarbolaron banderas suecas hasta ya por último mostrar la inglesa. Durante la noche y madrugada anteriores, miles de milicianos llegados de toda la isla y demás tropa, al mando del comandante de la plaza, José de Ayala y Rojas, fueron tomando posiciones evitando durante toda la mañana de ese día 6 el desembarco y toma de la villa por parte de los británicos. A las tres de la tarde, Jennings mandó desembarcar a un mensajero para hacer entrega de una carta mediante la cual se excusaba de la entrada en batalla y ofrecía al archipiélago tomar como rey  al Archiduque Carlos y el mantenimiento de los empleos a todos aquellos militares que esto decidieran. José de Ayala y Rojas, presente en el Castillo de San Cristobal, le contestó que la isla y, por ende, todo el archipiélago seguiría bajo la corona del rey Felipe V, motivo por el cual, antes del anochecer Jennings ordenó a sus navíos desplegar velas poniendo rumbo a Europa y dejando atrás las aguas canarias. Esta vistoria se recoge oficialmente en la Gaceta de Madrid, del 4 de enero de 1707.

Gracias a esta victoria sobre la armada inglesa el escudo de la Muy Leal, Noble, Invicta y Muy Benéfica Ciudad, Puerto y Plaza de Santa Cruz de Santiago de Tenerife (concedido por el rey Carlos IV por Real Cédula de 28 de agosto de 1803) posee una de las tres cabezas de león, que representan las tres derrotas en aguas y litoral de esta capital insular a los largo de la historia: la ya citada sobre Blake en 1657; esta que nos ocupa hoy, sobre Jennings; y quizás la más conocida, sobre el almirante Nelson el 25 de julio de 1797).

Escudo_de_armas_de_Santa_Cruz_de_Tenerife.svg

Escudo de Santa Cruz de Tenerife

__________________________________________________________

Más información:

El nuevo desafío de Tenerife (La segunda cabeza de león)

__________________________________________________________

Verne, Thompson & Cía. en las Islas Canarias

May 3, 2013   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Curiosidiario  //  Comentarios desactivados en Verne, Thompson & Cía. en las Islas Canarias

No figura entre las obras más conocidas y valoradas de Julio Verne. Su relato principal quizás carezca para el lector actual del carácter aventurero de otros viajes expedicionarios novelizados por el escritor galo. Ni tampoco es una obra completamente suya, ya que fue su hijo quien tras su muerte la “modificó” antes de ser publicada. Quizás todo esto sea parte de la razón por la cual “La Agencia Thompson & Cía.” no sea una de las obras vernianas más conocidas en Canarias, a pesar de que buena parte de la historia que relata se desarrolla en el archipiélago.

Mr. Thompson, dueño de una agencia de viajes británica allá por fines del XIX organiza un viaje en crucero por los archipiélagos de Azores, Madeira y Canarias. Así, fleta el ” Seamew” y lo llena con un grupo dispar de curiosos turistas de la época. Tras su paso por los otros dos archipiélagos macaronésicos, la nave llega a Canarias visitando con escalas las islas de Gran Canaria y Tenerife. En la primera describe con detalle enclaves del puerto y ciudad capitalina a la cual tilda de exótica. Además relata el periplo de los turistas por el interior de la isla en donde toman gofio y visitan Artenara, “con sus habitantes trogloditas”, además de Tejeda, Gáldar y Agaete.

En Tenerife, el principal hecho que le acontece al grupo versa sobre su subida al Teide. Partiendo de Santa Cruz y tras pasar por la decadente, triste y silenciosa, según Verne, ciudad de La Laguna, llegan a La Orotava y tras ello a la base del pico, al cual ascienden no sin vivir varias indeseadas peripecias.
Verne habla del resto de islas, con mayor o menor detalle, además de introducir en su relato tópicos sobre el archipiélago y sus gentes que alguno pervive hoy en día: la cortesía de los canarios, la Atlántida, el clima y la escasez de agua, entre otros.

Se une Verne con esta obra a la nutrida bibliografía pretérita existente que describe, cada una en su estilo y gusto, los paisajes y costumbres de las islas Canarias en siglos pasados. De hecho, quizás alguno de estos libros le pudo haber sido provechoso para poder ofrecer al lector datos y descripciones de aquellos lugares en donde discurre la trama.
Por otro lado, con esta novela se certifica de nuevo como este francés universal, además de insigne escritor, se caracteriza por sus célebres premoniciones contrastadas y cumplidas con el paso de las décadas. Habla a finales del novecientos de cruceros, de guías, de tour-operadores, de ofertas de viajes, del todo incluido, … ¿les suena?

Si llega a sus manos esta novela no dude en leerla, ya que, como es de esperar en cualquier obra del autor, desborda aventura y suspense.

__ __ __ __ __ __ __

(artículo publicado por Miguel A. Noriega en el periódico “Cultural Press”, mayo 2013)

La sintonía de NOKIA

Feb 1, 2012   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Curiosidiario  //  Comentarios desactivados en La sintonía de NOKIA

Cada día 1800 millones de veces en todo el  mundo se escucha esa melodía tan pegadiza de 13 notas cuando a alguien le suena un móvil NOKIA. La tenemos metida tan adentro que nos sale tararearla cada vez que arranca a sonar.

¿De dónde procede esa melodía? ¿Quién la compuso? ¿Es finlandesa como la marca de teléfonos portátiles que nos la ha metido en el coco a base de repetitivos tonos? Pues bien. Es de origen español y su compositor, el castellonense Francisco Tárrega, la creó en 1902, dentro de los compases del Gran Vals.

Fue en el 93 cuando la empresa compró los derechos y un año más tarde el Nokia 2010 la llevó entre sus tonos de llamada o mensaje. Desde ese momento hasta hoy, se ha convertido en una de las melodías cortas más escuchadas y reconocidas del mundo.

Este es el vals que creó Tárrega y atentos a los compases en cuestión. Podremos distinguir la sinfonía entre los segundos 17 y 21 y, casi al final de la pieza, entre el minuto 2:35 y el 2:41. Estad bien atentos:

Recientemente NOKIA ha lanzado un concurso de versiones de la melodía con diferentes resultados. El ganador se llevó 10.000 dólares. Aquí tenéis todas las presentadas por orden de puntuación. A mi la ganadora no me gusta un pimiento, la verdad.

Cruce de calles

Sep 3, 2011   //   autor: Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Curiosidiario  //  Comentarios desactivados en Cruce de calles

Los nombres puestos a las calles, avenidas, plazas, ramblas, boulevares y alamedas de nuestras ciudades pretenden rendir homenaje a hechos y personajes que, en la mayoría de las ocasiones, son merecedores de tal honor. En Santa Cruz de Tenerife allá por las primeras décadas del XX se nombraron varias vías urbanas del “nuevo Santa Cruz” de aquella época, como recuerdo de una batalla ganada por el Ejército Español en el Perú, a mediados del siglo XIX. Vistas sobre plano dejan a la vista una curiosidad que para algunos quizá haya pasado desapercibida.

La calle Numancia desciende desde la Rambla hacia el centro de la ciudad. ¿Numancia? ¿Tiene algo que ver con el asentamiento íbero en las cercanías de Soria? Pues no, pero si.

Allá por el año 1866 el Almirante pontevedrés Casto Mendez Núñez se embarca a la toma del Perú con la fragata Numancia (primer barco blindado de la historia en dar la vuelta al mundo). Esa fragata toma el nombre del soriano lugar orgullo del asedio del mismo nombre. Junto a Mendez Núñez ejercía labores de oficial el célebre marino tinerfeño Juan Bautista Antequera y Boadilla, conocido como el General Antequera.

Ambos marinos al mando de la fragata Numancia ganan la batalla de El Callao de Lima el 2 de mayo de 1866.

Pues bien, si uno ve el callejero de Santa Cruz de Tenerife y observa bien al sur del Parque García Sanabria verá que esa calle Numancia que, como ya dijimos, desciende hacia el centro de la ciudad, forma un cruce con la calle General Antequera, antes de cortase con la calle Mendez Núñez (primera en ser asfaltada de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife). Una vez ya más abajo, de nuevo se ve cortada por otra vía, la calle Callao de Lima.

 

Como primera impresión vemos que conforman una red de calles unidas por la historia legendaria de la Batalla de El Callao. Precisamente la calle que lleva el nombre de esa ciudad peruana fue nombrada así un siglo antes de aquella batalla, tomando el nombre el resto de las otras tres vías una vez pasada esa contienda. Vemos, por lo tanto, que se aprovechó la calle Callao de Lima para ir conformando el resto de la red.

crucedecalles

Cuando pasen ahora por alguna de esas calles acuérdense de ese hito histórico, sucedido en las aguas y costas del Perú allá por 1866, y por supuesto del marino y tinerfeño ilustre Antequera y Boadilla.

Páginas:12»