Manuel Juan de Salcedo, último Gobernador de la Luisiana Española

Ago 16, 2016   //   by Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog  //  Comentarios desactivados en Manuel Juan de Salcedo, último Gobernador de la Luisiana Española

 

 



Manuel Juan de Salcedo, último Gobernador de la Luisiana Española

Quien fuera Teniente de Rey de Canarias y participante activo en la Gesta del 25 de Julio de 1797, tiene el honor de ser el último gobernante español de un extenso territorio norteamericano cedido a Francia a comienzos del XIX

Artículo aparecido en el suplemento "La Prensa" del 
periódico El Día del sábado 23 de julio de 2016


Manuel Juan de Salcedo nace en Bilbao en 1743, fruto del matrimonio entre el Capitán de Infantería sevillano Manuel de Salcedo y la pucelana Agustina Gertrudis de Salcedo. Ya con 18 años, sigue los pasos de su padre, su tío (1) y su abuelo paterno (2) comenzando su carrera militar, la cual veremos será muy fructífera. Así, el 2 de enero de 1761, ingresa en las Milicias del Señorío de Vizcaya, como Subteniente de Milicias, para, dos años más tarde (4 de febrero de 1763), ascender a Teniente (3). Durante esos primeros años en el ejército llega a participar en la Guerra de los Siete Años.

Tras este periodo en las milicias vizcaínas pasa a formar parte del Regimiento de Infantería de la Princesa, primero como Teniente de Infantería (nombrado el 30 de diciembre de 1765) y más tarde como Teniente de Granaderos (designado el 4 de marzo de 1769). Buena parte de finales de la década de los 60 y comienzos de la siguiente es destinado a las plazas de Ceuta (en donde permaneció 33 meses) y de Melilla (sirviendo unos meses en el Fuerte de San Miguel). (4)

El 12 de septiembre de 1775 asciende a capitán (5) y a finales de ese año se casa en Málaga con Francisca de Quiroga y Manso, natural del Puerto de Santa María (Cádiz) (6), nacida el 15 de enero de 1756, hija del Capitán José Quiroga Lopez Espejo, natural de Betanzos (La Coruña), y de la burgalesa Rosa Manso de León. (7)

Al año siguiente Salcedo llega a Tenerife. Su hoja de servicios va progresando y sus méritos le hacen ser nombrado, el 14 de agosto de 1776, Sargento Mayor de la Plaza de Santa Cruz con Grado de Teniente Coronel. Quien fuera Regidor Perpetuo de Tenerife, Síndico Personero General de la Isla y Director de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife, Lope Antonio de la Guerra y Peña, nos dejó escrito: En 19 de Noviembre de 1776 llegó Embarcacion de España, y en ella vino Don Manuel Juan de Salcedo con el Empleo de Sargento Mayor de estas Islas de que S. M. le hizo merced con el grado de Theniente Coronel de Infantería. Era Theniente de Granaderos Infantería del Regimiento de la Princesa, segun se dice en la Gazeta de 13 de Agosto. Trajo con sigo á su Muger y una hija. (…) Vinieron tambien en dicha Embarcacion los titulos de Theniente de Rey y Sub-Inspector de estas Milicias al Theniente Coronel Don Matias de Galvez Governador del Castillo de Paso-alto (…). (8)

Precisamente Salcedo ocuparía años más tarde el puesto de tenencia de Rey, que como vemos desempeñó Matías de Gálvez, fruto del nombramiento real coincidente con el de la sargentía mayor de Salcedo (9). Así, el 7 de noviembre de 1789 es nombrado Teniente de Rey con grado de Teniente Coronel, ascendiendo el 24 de junio de 1792 al de Coronel. (10) Entre tanto, y gracias a la integración de Salcedo en la vida social de la villa, en 1786 fue designado Alcalde Electo de Santa Cruz de Tenerife, cargo que rechazó por ser militar en activo.

firmaSalcedo

Debido a su cargo de Teniente de Rey Manuel Salcedo era hombre cercano al General Gutiérrez, quien fuera Comandante General de las Islas Canarias, participando por lo tanto, activamente en la Gesta del 25 de Julio de 1797, heroico y notable episodio de nuestra historia, gracias al cual se pudo repeler de manera victoriosa el ataque inglés sobre Santa Cruz que ese verano realizó el entonces Contralmirante Horatio Nelson. Salcedo ya había participado semanas antes en la defensa de la rada chicharrera durante el ataque inglés a cargo del Capitán Benjamin Hallowell que logró capturar la fragata francesa “La Mutine”, fondeada en mayo de ese año frente a la villa.

Pero vayamos al mes de julio de 1797, momento clave, como ya se sabe, en la historia del archipiélago. Tras el desembarco inglés la mañana del 22 en las costas del Bufadero y la defensa realizada por los hombres de Gutiérrez encaramados en la cima de la montaña de La Altura de Paso Alto, Nelson decide volver a las naves la guarnición que había puesto pie en la isla. Así fueron pasando las horas y dos días más tarde comenzaría una nocturna y feroz ofensiva británica frente al Castillo de San Cristóbal y sus aledaños costeros, tanto al norte como al sur de esta fortaleza. El puesto de Salcedo esa tarde del 24 estuvo en el San Cristóbal, junto al General Gutiérrez, y acompañados ambos por el Sargento Mayor Marcelino Prat, el resto de oficiales y la tropa que formaba la guarnición del fortín. Una vez caída la noche Salcedo transitó por el litoral chicharrero, desplazándose, entre otros lugares, a las playas cercanas a las baterías de la Concepción y la Carnicería (al sur de San Cristóbal). Iba acompañado de la tropa que componía el Batallón de Canarias y Milicias agregadas, así como por el Comandante Juan Quinther. Todos ellos se vieron sorprendidos en ese momento de reconocimiento de la costa por el ataque y desembarco británico, lo que provocó que entraran en batalla. Iban armados con dos cañones “violentos”, gracias a lo cual pudieron hacer frente a los ingleses, provocando la estampida de los ya desembarcados que se dispersaron por las calles de la villa. Salcedo junto a su destacamento llegó a capturar 29 prisioneros. (11)

Y es que los ingleses que lograron poner pie en las calles santacruceras se dispersaron esa madrugada por varias zonas de la villa. Precisamente en la única casa en la que consiguieron entrar fue en la de Manuel Salcedo, en la antigua calle de la Caleta (hoy General Gutiérrez) y que era compartida por este con el tendero tacorontero Agustín Antonio Quevedo de la Guardia (12), quien sería uno de los fallecidos esa noche a manos británicas. Y es que Quevedo, de 59 años en ese momento, se encontraba en la plaza de Santo Domingo, frente al hoy desaparecido Convento que allí se ubicaba (hoy solar que ocupa el Teatro Guimerá y la vieja Recova). Varias centenas de ingleses habían logrado entrar en el edificio religioso y desde las celdas de este hacían fuego al exterior, alcanzando de muerte a Agustín, además de a Rafael Fernández Bignoni, Alférez del Batallón de Infantería de Canarias. (13)

El General Gutiérrez de Otero, una vez pasado el enfrentamiento con los ingleses, envió informes de su victoria al entonces valido del Rey y Príncipe de la Paz, Manuel Godoy, y al Ministro de la Guerra, Juan Manuel Álvarez. Ambos cargos respondieron a este parte en un escrito fechado el 22 de agosto alabando la Gesta y a sus protagonistas. Gutiérrez quiso compartir estos elogios con toda la guarnición de la Plaza y fue precisamente Salcedo quien lo transmitió al resto del destacamento en octubre de ese 1797. (14)

La participación de Salcedo en la Gesta del 25 de Julio, quizás no sea únicamente esto que acabamos de ver. Los investigadores Ontoria Oquillas, Cola Benítez y García Pulido apuntan a que una de las relaciones anónimas que se encuentran en el Fondo Documental de la Biblioteca Municipal de Santa Cruz de Tenerife sea obra del Teniente de Rey (15). Se trata de un escrito, sin firma, que relata lo acaecido en la villa chicharrera esos veraniegos días de 1797, aportando datos importantes, algunos de ellos relacionados con el desembarco inglés en el litoral entre la Caleta y la desembocadura del Barranco de Santos, precisamente la zona por la que discurrió la noche del 24 al 25 de julio de Salcedo, como hemos visto en líneas anteriores: (…) no podíamos guarnecer toda la línea (de Paso Alto a Barranco Hondo), pues para ejecutarlo se necesitaban cuando menos 3000 hombres, y como no sabíamos por donde lo ejecutarían, nos mantuvimos sobre las armas hasta las dos y cuarto de la madrugada que nos atacaron por tres puestos con 30 lanchas, las que no pudimos ver en la oscuridad. (…). Esta relación, en la que se detalla, además, la lista de bajas (tanto fallecidos como heridos), finaliza de la siguiente manera: La Divina Providencia, por intersección de Santiago, que fue su día, nos protegió las fuerzas para que alcanzásemos tan buen éxito contra estos tan formidables enemigos. (16)

Dos años después de la Gesta y, sin duda, fruto de sus acciones en la misma, la vida de Salcedo cambia por completo, al verse designado nuevo Gobernador de Luisiana. Su hermano Nemesio solicitó que los dos hijos de Manuel Juan le acompañaran y así lo hace en documento fechado en Madrid el 31 octubre de 1799. Pocos días más tarde Manuel y Francisco son destinados al Regimiento Fijo de la Luisiana: El Rey se ha servido conceder al Capitán Don Manuel de Salcedo primer teniente de Granaderos del Batallón de Infantería de esas Yslas agregación de teniente al Regimiento Fijo de la Luisiana y el pase al mismo cuerpo en su clase y antiguedad a Don Francisco de Salcedo Cadete del expresado Batallón para que puedan acompañar a su padre Don Manuel Juan de Salcedo, nombrado Governador Militar y Político de la Plaza Nueva Orleans. 3 de noviembre de 1799. Al Comandante General de Canarias (17)

escudo armas SALCEDO

Escudo de Armas de Manuel Juan de Salcedo

Hagamos, por alusiones, un paréntesis para hablar de estos tres familiares directos de Manuel Juan de Salcedo. Su hermano pequeño Nemesio Agustín Francisco Rafael de Salcedo, nació en Bilbao el 19 de diciembre de 1750 (18). Llegó a ser Coronel del Regimiento de Infantería de la Corona y Comandante General de las Provincias Internas de Nueva España.

Dos de los hijos de nuestro protagonista, quienes le acompañan a América, también merecen especial atención. El menor de ellos, Francisco, nacido el 27 de abril de 1783 en Santa Cruz de Tenerife, quien recibió el bautismo en la parroquia de la Concepción al siguiente día, coincide con Alexander von Humboldt en el viaje que este geógrafo y naturalista alemán realiza hacia América. En concreto, Francisco y Alexander conviven a bordo durante el trayecto de la corbeta de guerra Pizarro, que el 5 de junio de 1799 partió de La Coruña y que recaló 14 días más tarde en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. El científico germano recoge en sus “Cartas Americanas”: A G. de Humboldt. Puerto Orotava, al pie del Pico de Tenerife. 20 junio 1799. (…) Nuestro grupo fue perfecto; sobre todo un joven Canario, D. Francisco Salcedo, quien me tomó vivo afecto, de espíritu vivaz y comunicativo, como todos los habitantes de esta isla feliz. (19)

Una vez en la isla, Francisco es destinado a la Luisiana, en donde estuvo varios años, para después, en plena guerra contra Portugal e Inglaterra primero y frente a la ocupación francesa después, pasar a luchar en la península. (20)

Pero quizás fue Manuel María, el más destacado descendiente de Salcedo. Bautizado como Manuel María de la Concepción José Agustín Eloy de Salcedo y Quiroga, nace en Málaga el 3 de abril de 1776. Tras su ingreso en la infantería y servir junto a su padre en Tenerife es destinado a la Luisiana fijando en Norteamérica ya su destino y residencia. De hecho, aquí se casó el 16 de marzo de 1803 con María Guadalupe Prieto y la Ronde, una nativa de Nueva Orleans, de ascendencia hispano-francesa. Pero su carrera llega al cénit años más tarde al ser nombrado Gobernador de Texas por el Consejo de Indias el 24 de abril de 1807, cargo del cual tomó juramento en Cádiz. Llegó a Texas en el verano del siguiente año, convirtiéndose así con treinta y un años recién cumplidos, en el más joven en desempeñar ese cargo hasta ese momento. Su gobierno fue muy convulso, llegando a tener incluso desavenencias serias con su tío Nemesio y sufriendo revueltas e insurrecciones varias durante el tiempo que desempeñó su cargo. Prueba de ello fue su trágico fallecimiento de manos de los insurgentes tejanos quienes le tomarían preso y acabarían con su vida, mediante degüello, el 5 de abril de 1813. Igual suerte corrió el lagunero Simón de Herrera y Leyva, Comandante de Armas de la Nueva Galicia y Gobernador del Nuevo Reyno de León, muerto a manos de los rebeldes al igual de Manuel María.

Pero volvamos a su padre, Manuel Juan, personaje principal de este artículo. Como vimos, fue designado Gobernador de la Luisiana, en 1799, con 56 años de edad, pero por razones de salud no se trasladó a Nueva Orleans hasta el verano siguiente. Durante el viaje a Norteamérica hace escala un tiempo en Cuba, isla en donde fallece su mujer, llegando finalmente a la Luisiana en julio de 1801. Durante esos dos años desde su designación hasta su llegada ocupó el puesto el cubano Sebastián Calvo de la Puerta y O’Farril, Marqués de Casa Calvo, tras su antecesor Francisco Bouligny, quien había desempeñado ese cargo igualmente de manera interina a consecuencia de la muerte Manuel Luis Gayoso de Lemos Amorín y Magallanes. Salcedo toma posesión del cargo el 14 de julio, recién llegado a Nueva Orleans, y lo mantendrá hasta el 30 de noviembre de 1803. De esta manera, tras haber sido ascendido a Brigadier en 1802 (21), tiene el honor de ser el último gobernador español de la Luisiana, debido a su cesión a Francia en cumplimiento del tercer Tratado de San Ildefonso, fechado el 1 de octubre de 1800 (22). El papel de Salcedo esos últimos meses de la Luisiana española fue muy relevante, realizando un inventario de bienes y fijando de límites de esa provincia.

Estos territorios norteamericanos pasaban de nuevo a manos galas, tras 40 años de propiedad y gobierno español. (23) Pero Napoleón Bonaparte, con el desconocimiento español de este hecho, vende la Luisiana a los EEUU por 80 millones de francos, 15 millones de dólares (24), cuestión esta no contemplada en el Tratado de San Ildefonso. La corte española no interfiere en esta venta una vez se dan cuenta de esta transacción, y casi un mes después de la cesión a Francia, esta extensa región (2.144.476 km²) pasa a manos estadounidenses el 20 de diciembre de 1803.

Louisiana_ThuredeThulstrup

"Hoisting of American Colors over Louisiana in 1803"
Thure de Thulstrup (1904)

Meses más tarde, en junio de 1804, Salcedo abandona Nueva Orleans rumbo a Barcelona. Una tormenta le obliga a hacer escala en La Habana, en donde estaría varios días, y tras ello finalmente llega a Cádiz a bordo del “Anfitrite” el 18 de agosto de 1804. (25) Aquí permanecerá algún tiempo para posteriormente trasladarse a Sevilla hasta su fallecimiento hacia 1810.

Acaba aquí, en el sur de la península, la vida de este vasco, de sangre paterna precisamente sevillana, plagada de méritos. Su participación en la tinerfeña Gesta del 25 de Julio de 1797 y el honor de ser el último Gobernador Español de la Luisiana hacen de Salcedo un personaje relevante de nuestra historia, quizás poco conocido y que, espero, gracias a este artículo sea reconocido y valorado.


  1. Domingo Joaquín de Salcedo, Mariscal de Campo, llegó a ser Gobernador de Ceuta
  2. Miguel de Salcedo, Caballero de la Orden de Santiago y Brigadier de los Reales Ejércitos, natural de Castro-Urdiales
  3. Hoja de servicios de Manuel de Salcedo: 30 de junio de 1800, Archivo General de Indias (papeles de Cuba- Carpeta 1659)
  4. Hoja de servicios de Manuel de Salcedo
  5. Hoja de servicios de Manuel de Salcedo
  6. Archivo General Militar: expediente matrimonial de Manuel de Salcedo
  7. Partida de bautismo de Francisca Quiroga, Libro sexto de bautismos de la Iglesia de San Roque, folio 24713
  8. Guerra y Peña, Lope Antonio de la: “Memorias: Tenerife en la segunda mitad del siglo XVIII” (cuaderno II)
  9. Archivo de la Casa de Tabares. Documentos de Milicias. Papeles diversos. Tomo IV. (f303-304) (Archivo RSEAPT
  10. Hoja de servicios de Manuel de Salcedo
  11. Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel: “Fuentes documentales del 25 de julio de 1797”, páginas 185 y 226. 1997
  12. Cola Benítez, Luis y García Pulido, Daniel: “La historia del 25 de julio de 1797 a la luz de las fuentes documentales”. 1999
  13. Libro XIV de Fallecimientos de la Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, folio 13 v.
  14. Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel: “Fuentes documentales del 25 de julio de 1797”, página 36. 1997
  15. Ontoria Oquillas, Pedro; Cola Benítez, Luis; García Pulido, Daniel: “Fuentes documentales del 25 de julio de 1797”, páginas 254. 1997
  16. BMSC, Fondo Documental Antiguo: caja 53-4/3
  17. Archivo General de Simancas ,LEG,6926,15
  18. Partida de bautismo, Iglesia Parroquial de Santiago, Bilbao
  19. de Humboldt, Alejandro: “Cartas americanas”
  20. Cuesta Domingo, Mariano y Rebok, Sandra (Coord.): “Alexander von Humboldt. Estancia en España y viaje americano”)
  21. Ya fue propuesto años antes para este cargo por el General Gutiérrez, tras el papel de Salcedo en la Gesta del 25 de Julio de 1797.
  22. De todas formas Carlos IV no firmó esa cesión hasta el 15 de octubre de 1802.
  23. A raíz del Tratado de París, de 10 de febrero de 1763
  24. Que finalmente con los intereses el montante final ascendió a 23.213.568 dólares.
  25. The Southwestern Historical Quarterly, Volume 71, July 1967 – April, 1968


Miguel Ángel NORIEGA AGÜERO

Miembro de la Tertulia Amigos del 25 de Julio


 

Comments are closed.