La Montaña de Altura de Paso Alto

Mar 2, 2015   //   by Miguel A. Noriega Agüero   //   Anaga, Blog, Historeando  //  Comentarios desactivados en La Montaña de Altura de Paso Alto

No es la más conocida, ni la más frecuentada, ni mucho menos la más elevada, pero existe una humilde montaña del sur del Macizo de Anaga que encierra, y nunca mejor dicho, mucha historia. Nos quedarán asuntos en el tintero y episodios históricos, recientes y del pasado, que no se han contado ni escrito, pero procedamos a ver algunos de los más interesantes, sin los cuales esta elevación no sería tal y como hoy la vemos.

Desde una altitud cercana al millar de metros, en el enclave conocido como Pico del Inglés, desciende hacia el sur de Anaga una línea de cumbres que separa los valles de Tahodio (y Luis) y Valleseco. Así, tras pasar el Cabezo del Viento, la Gollada de la Fortaleza, la Muela y la Mesa del Cautivo, esta cresta, de algo más de seis kilómetros de longitud, finaliza en el último de los riscos antes de desaparecer por el talud que cae a plomo al mar (actualmente a la Avenida de Anaga). A este promontorio final, de escasos 230 metros de altitud, se le denomina Montaña de Altura de Paso Alto (esto último ya nos señala la fuerte unión de este enclave con el castillo (o lo que queda de él) que permanece a sus pies, entre el Club Deportivo Militar y la Escuela Técnica Superior de Náutica). Desde esta montaña, en la actualidad coronada de varias antenas y edificaciones anexas, caen tres laderas a modo de pirámide triangular con orientaciones noreste, sureste y suroeste. La primera de ellas sirve de soporte del barrio chicharreo de Valleseco, la segunda, la de mayor pendiente, cae a plomo sobre la carretera a San Andrés, y, por último, sobre la tercera, que desciende hacia el barranco de Tahodio, se asienta el barrio de La Alegría y en el extremo este de ella aún pueden verse los restos de una cantera utilizada ante la necesidad de construir dársenas del Puerto de Santa Cruz. Es precisamente por esta falda suroeste por donde se puede efectuar la ascensión más cómoda a lo alto del cerro, ya que discurre por ella serpenteante una pista (Pista Militar) que corona la cima de la montaña, zigzagueando en el primer tramo entre las casas de La Alegría.

panoramicaaltura
Línea de cumbres que finaliza a la derecha de la imagen con la Montaña de Altura

Veamos pues algunos hechos históricos y construcciones e instalaciones que se asientan sobre esta modesta elevación de Anaga y que marca el inicio hacia el noreste de ese skyline montañoso tan característico de Anaga visto desde el litoral de Santa Cruz.

 JULIO DE 1797

En pleno verano de 1797, comandada por el entonces contralmirante Horatio Nelson, una flota de barcos ingleses con alrededor de 2.000 hombres y artillados con 393 cañones, se acerca a Tenerife con no muy pacíficas y amistosas intenciones. El objetivo británico, tomar Santa Cruz de Tenerife y con ello apoderarse de la isla y, por ende, como es lógico, de todo el archipiélago.

A pesar ser avistada por el vigía de la Atalaya de Igueste de San Andrés, Domingo Izquierdo, esta escuadra formada por 8 buques se acerca a la rada santacrucera. Su primera intención desembarcar en la costa noreste de la villa. Pero al amanecer del 22 de julio una campesina de San Andrés que iba caminando con mercancía junto al litoral se percató de la incursión y dio aviso al personal del Castillo de Paso Alto. Desde este fuerte se comenzó a abrir fuego y el desembarco quedó frustrado.

Nelson, siguió adelante con su plan y planeó una nueva incursión en esa zona de la costa chicharrera, esta vez en las inmediaciones del Bufadero, más al norte y fuera del alcance de las piezas instaladas en Paso Alto. A las 9 de la mañana 900 hombres ponen pie en tierra con la intención de tomar Santa Cruz salvando el ya citado castillo por la cumbre. El General Antonio Gutierrez de Otero, Comandante General de las Islas Canarias desde 1790, prevé esa maniobra y sitúa a algo más de centenar de hombres en lo alto de la Montaña de Altura, armados de mosquetes y 4 cañones de calibre 40 mm.

Los soldados y oficiales ingleses salvaron la Mesa de El Ramonal pero al llegar a la desembocadura del Barranco de Valleseco se vieron a tiro de los españoles ubicados en la Altura. Además del cruce de fuego entre ambas tropas, lo cual causó dos muertos británicos, el intenso calor de esa jornada veraniega y la imposibilidad de poder continuar a pie hacia el sur, hizo que tras varias horas, el capitán Trowbridge ordenara el reembarco a los buques y con ello finalizara el segundo y , de nuevo, frustrado intento de incursión inglesa en la isla.

Si los ingleses hubieran conocido y, mejor aún, interpretado la toponimia de la zona seguro que se habrían replanteado y incluso desechado un desembarco y asalto a la ciudad por ese área montañosa. Y es que Montaña de Altura ya nos dice mucho de cómo es la orografía del lugar y Valleseco nos delata la escasez hídrica de ese barranco, sobre todo en verano. Por lo tanto, las tropas invasoras habían de salvar una montaña alta, tras cruzar el Barranco de Valleseco. Cuánta información nos aporta la toponimia…

ramonal
Mesa del Ramonal, vista desde lo alto de la Montaña de Altura

Es de remarcar en este episodio el esfuerzo realizado por las decenas de soldados españoles que ascendieron hasta lo alto de la Montaña de Altura, a través de un empinado y tortuoso camino ataviados con esos trajes de antaño y, sobre todo, portando armas, algunas de ellas de gran peso, como los citados cañones, que eran conocidos popularmente como “Los Violentos”.

Tras estos dos ataques, y como ya es conocido, la flota de Nelson se sitúa frente al centro de la villa, y se realizó un tercer ataque con desembarco en las cercanías del Castillo de San Cristobal, originando así el episodio más célebre de la Gesta del 25 de julio de 1797.

LAS AGUADORAS

Como ya acabamos de ver, eran esos días del verano de 1797 unas jornadas de mucho calor. Las tropas inglesas detenidas en su segundo desembarco en las laderas de la Mesa del Ramonal, en las inmediaciones del actual barrio de Valleseco, ven pasar las horas de aquel citado 22 de julio y con ello fueron bajando las provisiones de comida y, sobre todo, de agua.

En cambio, en lo alto de la Montaña de Altura, los hombres situados por Gutiérrez para contener la incursión inglesa se vieron suministrados de víveres gracias al papel fundamental y desinteresado de algunas aguadoras de la ciudad que hasta la cima llevaron alimentos y líquidos con los que aprovisionarles. Estas humildes y colosales mujeres, dejando ese día sus labores y quehaceres profesionales a un lado, subieron bajo un sol abrasador los algo más de 200 metros de desnivel, incluso en varias ocasiones, jugando un papel fundamental esa jornada de la Gesta.

aguadora2

aguadora
Homenaje a las Aguadoras a iniciativa de la Tertulia de Amigos del 25 de julio
(situado junto al RCNT, en la Avenida de Anaga)

Estas aguadoras cumplían un oficio esencial en el Santa Cruz de la época, ya que eran quienes se encargaban de llevar el agua a las casas desde la pila de la Plaza homónima, actualmente La Candelaria.

BATERÍA DE SANTA CRUZ DE SANTIAGO

Apenas unos meses después del ataque de la armada inglesa de Nelson en el verano de 1797, se comienza a construir una batería artillada en lo alto de la Montaña de Altura. Se pretende con ello apoyar desde la cumbre las labores defensivas del Castillo de Paso Alto y Fuerte de San Miguel, situados debajo, junto a la costa. El atrincheramiento fue construido por Luis Marqueli Bontempo, siendo bautizado por el Comandante General Gutiérrez, el 9 de enero de 1799, con el nombre de Fuerte de Santa Cruz de Santiago. Años más tarde, ya en 1808, fue desartillado.

En la magnífica obra de José María Pinto y de la Rosa “Apuntes para la historia de las antiguas fortificaciones de Canarias” se habla de ella como Batería de San Sebastián o de Altura de Paso Alto, estando aún inscrita en el año 1900 en el Registro Municipal, incluido su camino de acceso.

alturaantigua1
Montaña de Altura desde el Fuerte de Almeyda, finales del siglo XIX
(Fuente: FEDAC)

CRUZ DE SANTIAGO

El 25 de julio de 1797, ya citado, festividad de Santiago Apostol, es y será una fecha ligada inexorablemente a Santa Cruz de SANTIAGO de Tenerife. Al producirse el desenlace e hito principal de la Gesta ese preciso día del aquel verano de finales del XVIII, el escudo de la ciudad lleva inserto este símbolo, siendo, además, el santo compostelano copatrón de la ciudad, junto con la Santa Cruz de la Conquista, custodiada esta en la Iglesia de la Concepción. Es por esta razón por la que el capitán Fernando Zerolo, a finales de los años 60, promoviera e instalara una cruz de Santiago luminosa en lo alto de la Montaña de Altura. Pasados los años la cruz dejo de brillar y cayó en el olvido. Ya entrado este siglo, y a iniciativa de la Tertulia Amigos del 25 de julio y con la colaboración de la Autoridad Portuaria Puertos de Tenerife, las noches de Santa Cruz han recuperado la iluminación de esta cruz de ocho metros de altura, encendida de nuevo el 25 de diciembre de 2010.

cruzsantiago
Cruz de Santiago luminosa sobre Santa Cruz de Tenerife

Se da la curiosidad que precisamente, como ya hemos visto en líneas anteriores, en lo alto del risco, precisamente en el lugar que hoy ocupa esta Cruz de Santiago estuvo situada la batería de Santa Cruz de Santiago, desartillada en 1808.

TELÉMETRO Y PROYECTOR

A pesar de la teórica neutralidad de España en la II Guerra Mundial, se barajaba tanto dentro como fuera del país la posibilidad de una invasión aliada de las Canarias. Ante este hecho en junio de 1941, el entonces Capitán General de Canarias, el Teniente General Serrador, proyecta un plan de defensa de las islas denominado “Defensa a toda costa”. Se pretendía con ello la defensa militar de, sobre todo, Tenerife y Gran Canaria, ante una posible invasión británica o americana. La idea se basaba en dos pilares: impedir desembarcos en las costas y reprimir mediante combate con el enemigo un posible reembarco. De esta manera se realizó una distribución costera de centenares de nidos de ametralladoras antiaéreas y anticarros y casamatas, así como el establecimiento de nuevas baterías o el acondicionamiento de las ya existentes y su apoyo mediante telémetros y proyectores. Para todo este proyecto se movilizó a numeroso personal, en gran parte venido desde otras zonas militares del país.

Algunas de las baterías construidas o acondicionadas artilladas y que formaban parte de la defensa de Santa Cruz de Tenerife fueron:

  • San Andrés (sobre un promontorio en la desembocadura del barranco del Valle de Las Huertas)
  • Bufadero (batería construida a finales del siglo XIX y aún hoy en pie, en estado ruinoso, junto a la carretera a San Andrés)
  • Paso Alto (batería anexa al ya citado Castillo de Paso Alto)
  • Almeida (Fuerte de Almeyda)
  • Punta La Vista (desaparecida actualmente, estaba al sur de Hoya Fría)
  • Los Moriscos (junto a Urbanización Las Hespérides, por debajo de la TF-1)
  • Las Tiñosas (desaparecida, en hoy terrenos ocupados por la refinería (por encima TF-4))
  • Alfonso XIII (desaparecida en la actualidad)

Para apoyar la defensa de la batería instalada anexa al Castillo de Paso Alto, que esos años estaba artillada con 4 Cañones de Hierro Entuba 150/34 Ordoñez, modelo 1885, se construyó en la cima de la Montaña de Altura un búnker con la idea de ser utilizado como puesto de telémetro modelo Zaragoza, de base vertical. Este telémetro llegaba a calcular distancias de hasta 12 Km y contaba con dos anteojos, uno de ellos, el principal, que divisaba buques incluso más allá de los 30 Km.

telemetro zaragoza
Telémetro Modelo Zaragoza

Además, en la parte media baja de la ladera que cae a Paso Alto, ladera sureste, se instaló un proyector de 150 cm. de apoyo al tiro nocturno. Este modelo de proyector tenía un alcance teórico de 13.400 metros de avistamientos de buques acorazados, 10.800 para destructores, 6.500 para submarinos (emergidos) y 5.000 para aviones bombardero.

proyectores luz
Proyector situado en la Montaña de Altura

tunelproyector
Puerta de entrada al túnel de acceso al proyector, hoy tapiada

En la actualidad la batería anexa a Paso Alto está desaparecida ya que sobre los terrenos se construyó años más tarde el Club Deportivo Militar. Las otras dos instalaciones (bunker-telémetro y proyector) se encuentran abandonadas.

bunkeraltura

ESTACIÓN NAVAL DE TENERIFE

En mayo de 1943 el Comandante Naval de Canarias solicitó a la Junta de Obras del Puerto la cesión de los terrenos existentes junto al barranco de Tahodio y la Montaña de la Altura con la idea de construir en ese lugar una Estación Naval, complementaria a la de Gran Canaria emplazada en el Puerto de La Luz y de Las Palmas. Unos meses más tarde se firma la cesión de esa parcela.

El proyecto de base naval incluía la construcción de tres túneles subterráneos bajo la Montaña de Altura, utilizados como almacenes y depósitos de combustible (con una capacidad de 8.000 toneladas de gasoil). Completaría esta instalación un cuartel de Infantería de Marina y el acondicionamiento del Muelle Norte, para atraque de buques y submarinos.

Las obras se iniciaron poco más tarde de esa cesión, finalizando en 1949, ya acabada la II Guerra Mundial, y sin ejecutarse por completo el total del proyecto. Así, actualmente el interior de la montaña se encuentra horadado con esos túneles y naves, conectados entre si por una nutrida red de galerías y pasadizos, y a los cuales se accede por unas bocaminas situadas en la parte trasera del Colegio Miguel Pintor. Incluso hay respiraderos que ascienden y salen a la luz en la parte alta de la ladera, pudiéndose ver desde el exterior la salida de estos. Dejó sin realizarse la canalización de combustible con el Muelle Norte así como los trabajos necesarios para el atraque y entrada de submarinos en la base. Con todo ello, en 1964 fue declarada inadecuada para la defensa.

12003025_10153631968608620_3361632735567555833_n

Como curiosidad, hace dos veranos, estas instalaciones, hoy utilizadas como almacenes y depósitos de la Autoridad Portuaria, fueron escenario del rodaje del largometraje “Project 12. The Bunker”, del director tinerfeño Jaime Falero.

COLEGIO MIGUEL PINTOR

Lo que hoy se conoce como Colegio Miguel Pintor surge durante la década de los 40 del pasado siglo como cuartel de Infantería de Marina, ligado a la base naval militar, ya comentado anteriormente. En 1970, la Junta de Obras del Puerto cede estas las instalaciones, ya sin uso militar, situadas en la parte baja de la ladera suroeste, al pie del Barrio de La Alegría, en la Avenida José Martí, al Ministerio de Educación y Ciencia, con el fin de crear en ellas un centro de enseñanza destinado a los hijos de los empleados de esta entidad portuaria. El establecimiento, en 1984 pasó de llamarse Colegio “Santo Domingo de la Junta del Puerto” a “Miguel Pintor”, en honor al fundador del mismo. Tres años más tarde, el centro pasó a depender de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias, ya con acceso libre.

BARRIOS DE VALLESECO Y LA ALEGRÍA

En las laderas noreste y suroeste de la montaña nos encontramos con dos barrios santa cruceros con orígenes similares: Valleseco y La Alegría, respectivamente.

alturagoogle

Valleseco, con algo más de 2.000 habitantes es el más poblado de los dos barrios. Sus inicios se remontan al último tercio del siglo XIX , cuando emigrantes venidos a Santa Cruz de otras zonas de Tenerife, así como de otras islas, principalmente Lanzarote y La Gomera, se instalan en esta zona de Anaga. Construyeron pequeñas casetas de madera en la ladera junto a la desembocadura del barranco y trabajaban en la pesca, servicios portuarios (fundamentalmente el carboneo) y, sobre todo, los trabajos que se realizaron en la cercana cantera de La Jurada, de la cual se obtuvo el material utilizado para la construcción del muelle sur. Décadas más tarde, se construye la carretera actual a San Andrés, y las edificaciones del barrio mejoran en cuanto a materiales y se urbaniza el núcleo mediante calles y escaleras.

En la desembocadura del barranco aún quedan (milagrosamente) restos de almacenes, muelles y varaderos utilizados en el pasado y que permanecen, declarados BIC, como auténticos vestigios del antiguo puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Aguas arriba en el barranco existen otros barrios: La Cardonera, El Rebolado, Las Cuevas, La Quebrada y los Naranjos Agrios. A lo largo del curso bajo del barranco discurre una carretera estrecha asfaltada que se transforma en un sendero que nos conduce a la cabecera del valle y ahí tomar camino al Pico del Inglés, el Valle Luis o Catalanes.

En la ladera opuesta, el Barrio de La Alegría. Con una cifra de alrededor de 1.700 vecinos, este popular barrio chicharrero, surgió a primeros del siglo XX en donde comenzaron a residir trabajadores del puerto. Con el paso de los años, fueron aumentando las edificaciones, la mayoría de autoconstrucción, ascendiendo por la ladera, gracias a la llegada a la ciudad de emigrantes llegados de otros lugares de Tenerife e incluso de otras islas. Su calle principal, se corresponde con la pista militar construida para el ascenso con vehículo hasta la cima de La Altura. El resto del viario alberga otras curiosidades: los nombres de algunas calles dedicadas a personajes mitológicos (Cibeles, Ceres, Hércules, Andrómeda, etc) y la Avenida José Martí en el margen izquierdo del Barranco de Tahodio, rindiendo tributo así al político cubano y cuya madre, Leonor Pérez Cabrera, era nacida en Santa Cruz.

alegria
Ladera suroeste de la Montaña de Altura y sobre ella el Barrio de La Alegría

__________________________________

Seguramente otras muchas anécdotas y capítulos de la historia más o menos recientes se habrán quedado sin relatar en estas líneas, quizás en otra ocasión pueda “sacarlas a la luz” y divulgarlas desde este modesto atril de la red de redes. De momento, solo me queda invitarles a que suban a lo alto de esta Montaña de Altura y disfruten desde la cima de una de las mejores vistas de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife y su Puerto.

alturaantigua2
vistasaltura
Desembocadura del Barranco de Tahodio y Santa Cruz de Tenerife desde la Montaña de Altura
(Imagen 1, año 1893, fuente: FEDAC)
(Imagen 2, en la actualidad)

Ya saben, desde el Barrio de La Alegría tomen la “Pista Militar” y primero por asfalto y después sobre tierra y piedras esta vía les conduce a un extraordinario mirador natural de la costa chicharrera. Además, otros formidables regalos se nos presentan a los ojos de todo buen observador: las cumbres de Anaga a nuestra espalda, Gran Canaria sobre el horizonte, en la lejanía la costa sureste de Tenerife y en lo alto el Teide (en días con poca nubosidad, claro está).

De momento, disfruten de las vistas gracias a la webcam instalada en lo alto por Puertos de Tenerife:

Y como ya dijimos, este promontorio no será muy alto, pero sí que es una Montaña de Altura.

Comments are closed.