El Día de Darwin

Feb 12, 2015   //   by Miguel A. Noriega Agüero   //   Blog, Historeando  //  Comentarios desactivados en El Día de Darwin

Un 12 de febrero de 1809 nacía en Shrewsbury, Inglaterra, el naturalista Charles Darwin. Precisamente por eso hoy se celebra en todo el mundo el llamado “Día de Darwin”. Grande entre los más grandes de la historia, Darwin sigue siendo todo un referente dentro del mundo científico mundial, avalado por fundamentar la actual teoría de la evolución con una obra magnífica: “El origen de las especies“.

Darwin

Para poder establecer esa teoría, Charles se ayudó de todo lo vivido, estudiado y analizado gracias a un gran viaje a bordo del Beagle, un bergantín de la Marina Real Inglesa, bajo el mando capitán Fitz Roy, y que zarpó de Davenport el 27 de diciembre de 1831. Unos días más tarde, el día de Reyes de 1832 el Beagle estaba frente a las costas de Santa Cruz de Tenerife. El deseo del científico de poner pie en la isla y llegar a subir al Teide estaba cada vez más cerca, pero este plan se truncó. Darwin no pudo conocer cómo eran los dragos y ver con sus propios ojos y pisar con sus propios pies aquello que años antes, en 1799, había hecho Alexander von Humboldt.

Las autoridades gobernantes en la isla ante una epidemia de cólera desatada en Inglaterra, no permitió el desembarco de la tripulación y pasajeros del Beagle y la nave tomo rumbo al sur, a Cabo Verde, siguiendo así su periplo por los océanos del planeta y llegando a dar la vuelta al mundo durante los cinco años de viaje. Así, Charles Darwin no pudo unir su nombre al rosario de naturalistas, exploradores, historiadores, geólogos, geógrafos y demás científicos que recorrieron Tenerife a través de la historia. ¿Qué habría sido para Darwin y para Tenerife si aquel desembarco se hubiera realizado? Eso nunca lo sabremos.  

beagle

De lo escrito sobre aquella frustrada visita a Tenerife solo nos tenemos una frase de Darwin en su obra Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo, y es esta:

_____________________

El 6 de enero llegamos a Tenerife, pero se nos prohibió desembarcar, por temor de que lleváramos el cólera; a la mañana siguiente vimos salir el Sol tras el escarpado perfil de la isla de Gran Canaria e iluminar súbitamente el pico de Tenerife, en tanto las regiones más bajas aparecían veladas en nubes aborregadas.

_____________________

Comments are closed.